viernes, 23 de enero de 2015

Toda una vida detestaría contigo II

      Hoy he muerto. Estoy ascendiendo cuando siempre había pensado que, en el caso de existir algo, iría directa al infierno. Hay esponjosas nubes y unos rayos dorados me están envolviendo. Me está agobiando un poco tanta celestialidad. Parece el ascensor de un hotel de lujo pero con música más exasperante si cabe. Si lo llego a saber hubiera pecado más. Parece que no fue suficiente el echarle veneno para ratas en las comidas y fingir los orgasmos. 

      ¡Por fin! Alguien me recibe.

- Bienvenida al cielo, soy San Pedro - me dice un señor con vestido blanco meneando entre sus dedos unas llaves.

      Me mira, me sonrie, saca de un baúl unas alas y me las cuelga en la espalda.

- Ahora, ¿seré un ángel? - pregunto extrañada.

- Sí, te lo has ganado - responde.

- Creo que se equivoca conmigo, he intentado en multitud de ocasiones matar a mi marido sin éxito, no lo merezco - digo extrañada.

- Sí hija mía, lo mereces más que nadie por soportarle - .

Ilustración de Suzanne Woolcott



24 comentarios:

  1. Bueno, a tu protagonista le toco un San Pedro comprensivo je. Mala suerte eso de hacer méritos para ir al infierno y que te manden al cielo. Muy bueno y divertido, me gusto el detalle de abrir un baúl y sacar alas. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos. Ya, todo el mundo queriendo hacer el bien o, por lo menos, aparentarlo y mi protagonista que prefiere el infierno, para el cielo. Es que todo es una gran locura. Un abrazo

      Eliminar
  2. En tu línea Ana Lía, excelente micro. Me gustó también el detalle del baúl. Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jordi. Todos deberíamos tener un baúl como S. Pedro. Un besote

      Eliminar
  3. ¡Ay! Si "Toda una vida detestaría contigo I" me ha sacado una sonrisa... ¡Este ni te cuento! ¡Genialmente genial! ^^
    ¡Besines! *-*
    Mi Tierra pega con Salamanca... ¡Supongo que será eso! ¡Estar "cerquita" de tu Comunidad! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhhh!!! No manches!!! Cuando vaya, nos vamos de tapas Campanilla. Siempre quise ir de fiesta con un ser alado ;) Besotes

      Eliminar
  4. En vez de alas, tendría que haberle dado un casco tipo "La chaqueta metalica" con una inscripción que pusiera: Nasía pá sufrir. Ya estoy esperando el capitulo III.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Campeón de MICROLOVE!!!! Gracias Fer. No sé si te acuerdas de un Gran Hermano que había una morena que decía "Eztoy canzada de tanto zufrí" XD. Sólo me queda editarlo, de momento son 4. Vamos viendo. Un besote (Mordiendo, pero con cariño)

      Eliminar
  5. "Si lo llego a saber habría pecado más". Pues nada, a pecar se ha dicho. Excelente relato, Ana Lía. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pedro. pues a pecar se ha dicho, de todas formas estamos condenados :) Besos

      Eliminar
  6. Será que todas las monedas tienen dos caras y todas las cuerdas dos extremos. Así serán los méritos de la recién llegada al cielo!!

    Me ha encantado eso de "no haber pecado lo suficiente", je,je.

    Genial, Ana. Un gran abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo todos queremos pecar pero de los pecados que molan (lujuría, gula y no el resto). Muchas gracias guapísima y un abrazo

      Eliminar
  7. Estupendo, parece mentira lo caro que esta el infierno :)). Tantos niños acojonados para nada. Me ha gustado mucho y me he reído un montón al imaginarme que tipo de persona seria el marido, Gracias se agradece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje, gracias Francisco. Encima ahora a seguir teniendo paciencia como un ángel, ela estaría mejor en el infierno!!! Un abrazo

      Eliminar
  8. Lo siento pero lo de fingir orgasmos no tiene perdón de Dios, no comprendo la impunidad de semejante mujer. ¿Seguro que no se tomo ella el veneno para las ratas y está de alucine total?
    Si son así las cosas, estilo justicia española, le va a caer una buena demanda al divino hacedor. ¿Pero que se ha creído?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XD, me has matado con lo de fingir. Tienes razón, eso es imperdonable. Muchas gracias Max, un fuerte abrazo

      Eliminar
  9. Me hiciste sonreír con ese final. Muy bueno, Ana; me transportaste junto a San Pedro en pocas palabras. Genial lo de las alas del baúl.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Fede. Todos deberíamos tener un baúl con alas o con algo "grosso" (Una Harley, una máscara roja o unas orejas de conejo a lo Vicky Style, por ejemplo). Un abrazo

      Eliminar
  10. Muy divertido, Ana. Entre este y el primero, pobre hombre. Me gustó esa ascensión al cielo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no sea el mismo hombre porque ¡vata tela entonces! Muchas gracias Ricardo, un fuerte abrazo :)

      Eliminar
  11. Saludos Ana Lía, súper genial y divertido tu relato. Éxitos y bendiciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mery, éxitos para ti también. Un abrazo

      Eliminar
  12. Divertido micro. Y sí, hay que pecar más ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohh!!! Gracias Jhon Poeta Barcasnegras,jeje. Ves como hay que rematar con beso, luego son eternidades.... Un besote

      Eliminar