viernes, 17 de octubre de 2014

La mejor comunicación es con la lengua

Relato para el concurso a dúo Amor/Odio
Colaboración de Fernando Mora y Ana Lía Rodríguez


     Mark esperó en el portal a que apareciera Britney por la escalera. Como todo buen caballero portaba, entre sus manos temblorosas, el ramillete para ponerle en su frágil muñeca. Apareció, de pronto, como un ángel bajando las escaleras.

- ¿Qué tontería es esa Marga? ¿Dónde se ha visto que un guaje de 17 años sea un caballero? Según como lo has descrito, ¿qué coño va a temblar? Es el capitán del equipo de fútbol – escribió Adrián en el google Drive cortándola de forma brusca.

Su vestido, de un deslumbrante tono pastel, dejaba entrever un recatado escote. Sus brazos, cubiertos por delicados guantes de organdí, parecían etéreos. La madre de Britney no pudo reprimir una lágrima de orgullo. Su padre, adusto, pipa en ristre, asentía aprobando, sin perder un ápice su dignidad.

- De verdad, Adrián, que tienes la sensibilidad de un botijo. Ya presumías de ella cuando empezamos a salir. Sólo me acompañabas al portal para magrearte conmigo. Y yo te dejaba hacer porque estaba perdidamente enamorada de ti. Qué niñata era – editó Marga cambiando el color de la fuente.

     Mark le ofreció la mejor de sus sonrisas. La colocó el ramillete sobre el guante sujetándola suavemente. Estaba atónito frente a tanta belleza y fue ahí, justo en ese preciso instante, donde se dio cuenta que la amaría eternamente. Serían los reyes del baile de fin de curso.

- ¡No te pongas así! Tus pechos siempre me gustaron más y eras facilona. Además que importa si ella nunca me hizo caso. Al final me casé contigo, ¿no? Escribe y no te enfades. A ver si ganamos este concurso. O si quieres lo dejamos para luego y cenamos, ¿qué hay de cena? Tengo hambre – mecanografió Adrián.

Corrió a abrirle la puerta del Cadillac ElDorado de su padre. Britney temblaba como una hoja. Había soñado con este baile toda su vida y ahora se iba a cumplir. Con Mark.

- ¿Es que no escuchas nunca? Estoy harta de tu falta de respeto. Sólo me quieres para que te cocine o lave tus asquerosos calzoncillos. Los gestos de cariño ya sólo los reservas cuando quieres que me abra de piernas. Y casi ni eso. Sólo te falta, al terminar, limpiarte con las cortinas. Lo nuestro se nos está escurriendo entre las manos – contestó Marga cambiando la fuente para que destacara.

- Marga, no cierres el Drive. ¡Por favor te lo pido! Eres muy escandalosa y tergiversas lo que pongo. No mal interpretes. Te has desconectado. No me obligues a usar el Whatsapp que no me entran los dedos en las teclas. Contesta o me levanto. Me voy a levantar. Me estoy levantando – escribió Adrián cambiando el tamaño de la letra.

- Abre  ¡por favor! No te pongas así. Es sólo una ficción para un concurso – dijo desde el otro lado de la puerta del cuarto escuchando un sollozo.

- Pero ¿es que no te das cuenta que ya no nos comunicamos más que por chat? ¿Qué nos está pasando? Ya sé que es un cuento de hadas con lo que vamos a concursar. La vida real no es así y el amor es algo mucho más vulgar, pura química cerebral. Pero me entristece que veas a Britney como nunca me has mirado a mí. Y me hubiera gustado que lo nuestro hubiera sido un poco más cursi – contestó Marga llorando y abriendo la puerta.

- ¡Anda tonta! No te pongas así. ¿Quién tiene mis pechotes? ¡Nene quiere leche! ¿Un pinchito rápido? – dijo Adrián magreándola y causándola una sonrisa.


- Ya estamos como siempre – contestó Marga quitándose la falda y obligándole a agacharse.


22 comentarios:

  1. Hola Ana y Fernando.
    Me ha gustado este relato, esto de comunicarse
    por chats, wsp y demás , se esta convirtiendo
    por desgracia en el pan nuestro de cada día y
    por lo visto, hasta cuando vas a baño.
    Un saludo cordial.
    Benjamín.

    ResponderEliminar
  2. Una vez escribí una historia larga, le llamo novela por llamarle algo, sobre las interferencias de la vida virtual en la vida real y sus consecuencias. Ahora me empiezo a preguntar si tal como están las cosas no habría que preguntarse sobre las interferencias de la vida real en la vida virtual. Por supuesto ésto es una coña. No hay nada más hermoso que esa jodida realidad que nos machaca y de la que a veces queremos huir..
    Me gusta tu texto y esa dos contextos que chocan, rebotan y quizás se encuentran lejos de las fantasías de la pantalla.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Max. También prefiero la "jodida" realidad. Un abrazo

      Eliminar
  3. Jajajaja me causó mucha gracia muy buen relato Ana y Fer, abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alejandra. Creo que hablo por Fernando cuando digo que nos alegra haber causado tanta risa. Un abrazo

      Eliminar
  4. Menudo futuro nos espera. Ya lo adelantaba hace unas décadas el gran Woody Allen en "El dormilón" con el Orgasmatrón, o Bukowski con "La máquina de follar". Yo me sigo quedando con lo analógico. Y si es en pareja, mejor. En cualquier caso, buen relato el vuestro Ana Lía. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pedro. ¡Vaya futuro! Es nueva era. Yo la llamo "Sindiosis". Un fuerte abrazo

      Eliminar
  5. Es un buen relato, me he reído con la historia, por desgracias cada día vamos más a lo virtual. Me ha encantado. Un beso y suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Laura. Fer y yo ya tenemos el premio pues os hicimos reír que es lo más importante. Un abrazo

      Eliminar
  6. Hola Ana y Fernando me ha gustado esta conversación virtual
    desde un baño, muy original.
    Las nuevas formas de hablarse son lo que tienen.
    Suerte para el concurso.
    Un saludo y un beso,
    Sonia.

    ResponderEliminar
  7. Muy divertida historia, Ana Lía y Fernando.
    Me hizo mucha gracia, sobre todo lo de las cortinas.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Federico. Es un puntazo de Fernando, XD. Un abrazo

      Eliminar
  8. Es genial Ana y Fernando no he podido borrar la sonrisa mientras lo leía.
    Es casi una realidad, nos dejamos invadir por tanta tecnología, no sabemos llevar un ten con ten, es bueno el avance, pero sin perder lo maravilloso que tiene el ser humano, la palabra, los gestos, las miradas..... Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  9. jajajaja Me he reído mucho con este original relato. Los yankees son unos horteras. Nada que ver con la vida real. El tema del concurso, además, está muy bien plasmado. Encantada por poder descubrirte.

    Bicos, vecina leonesa ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He de confesar que la comida más romántica de mi vida fue un 6 de enero de hace algunos años en tu pueblo. Tremendo bogavante que compartimos mi padre y yo. Un fuerte abrazo y muchísimas gracias

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Por desgracia pero sí. Con las pocas palabras que me pones y todo lo que expresas, me dejas de un aire ;). Muchas gracias

      Eliminar
  11. Jajajaja Que genial relato. Me ha gustado mucho. La realidad plasmada con total transparencia. Una comparación con la realidad de mentira que nos enseñan en las películas. Un abrazo a los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, me alegro que te haya gustado :) Estuvo padrísimo hacerlo con Fer. Besos moza

      Eliminar